Compartir
En el Primer Foro de Energías Renovables Dominico-Francés, expertos nacionales e internacionales indicaron ruta a seguir

Los desafíos que enfrenta la República Dominicana para la transición energética son múltiples. Este 5 de junio, en que se celebra el Día Mundial del Medioambiente, es una fecha propicia para abordar el debate sobre estos desafíos.

Los retos van desde el fortalecimiento institucional, la integración, la revisión de la base legal de las energías renovables y una estrategia conjunta del sector público-privado. Esto nos permitirá como país aprovechar adecuadamente el potencial solar, eólico, hidráulico y de biomasa que tenemos, facilitando el cumplimiento de los compromisos ambientales suscritos por República Dominicana en importantes espacios internacionales y nacionales
Hace unas semanas, especialistas locales y extranjeros, con formación en distintas disciplinas como las ingenierías, economía, finanzas, leyes, negocios y otras, dialogaron sobre el particular en el Primer Foro de Energías Renovables Dominico-Francés.

Este espacio de alto nivel, bajo la coordinación de la Embajada de la República Dominicana en Francia, el Sindicato de Energías Renovables de Francia y el Ministerio de Relaciones Exteriores, sirvió para conocer la realidad de lo que estamos abordando como nación en esta materia, los resultados alcanzados hasta el momento y las proyecciones de futuros. “La República Dominicana ha tomado el camino correcto hacia la transformación de su sistema energético, esto implica no solo combatir el cambio climático a través del subsector de electricidad, sino también fomentar el crecimiento económico y garantizar empleos sostenibles”, manifestó en este foro Manuel Coxe, oficial del programa Grid de Integración de la Agencia Internacional de Energía Renovable (Irena).

Coxe acompaña al país y al resto de las islas del Caribe en la transición energética, promoviendo las acciones climáticas globales. Su conclusión sobre los avances del país tiene sustento: Dominicana cerró 2018 con 913 megavatios instalados en renovables, 24% de la matriz de generación y 15.1% del consumo final de energía.

Estos resultados van a tono con la evolución energética que se evidencia en las islas del Caribe: desde 2014 hasta 2017 la instalación de renovables ha crecido 125 megavatios por año, movilizando más de US$500 millones. Para Coxe, esto es un indiscutible liderazgo en energía renovable.

Un 25% de la matriz será renovable

En los diversos paneles de debate que compusieron este foro, los especialistas coincidieron en que es viable o técnicamente posible para el país alcanzar el 25% de la matriz energética en renovable para 2020 y llevarla al 45% para 2030.

No obstante, la efectividad de este logro pasa por una fuerte inversión en el fortalecimiento de la red con nuevas líneas de transmisión, apoyo a la estabilidad de la tensión y el despliegue de facilitadores como las baterías de almacenamiento de energía.

“Es evidente que se hacen esfuerzos para cumplir con los objetivos para mitigar los efectos del cambio climático. En ningún otro país de Centroamérica y el Caribe se verifican los esfuerzos de la República Dominicana para atraer capitales en renovables, en un entorno adecuado para la inversión”, indica Omar Ramírez, coordinador del programa CDEEE Renovable.

Para Hipólito Núñez, asesor de la Comisión Nacional de Energía, los esfuerzos del país por una transición energética ordenada se explicitan en los más de US$182 millones autorizados en incentivos fiscales y en la instalación de 465 MW en energía renovable en 12 años. “Las puertas están abiertas para la inversión”, resaltó en su intervención.

Desde su óptica, el país muestra interés por tener reglas del juego claras para las renovables, razón por la cual una comisión interinstitucional determinó que lo viable por el momento es licitar próximamente 250 MW en renovable, que es la energía adicional que se puede transportar hasta 2020 en las redes de transmisión disponibles.

Esta decisión fue asumida de común acuerdo entre la Comisión Nacional de Energía (CNE), el Ministerio de Energía y Minas (MEM), la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED).

El especialista de ETED Héctor Fernández confirma la decisión y agrega que la empresa estatal ha tomado medidas efectivas para la integración de las renovables al sistema de transmisión, en el que se han invertido US$112 millones para la expansión de su capacidad en las zonas donde está establecida la nueva generación de energías limpias o donde hay potencial para las mismas.

Aprendizaje y experiencia

Salvatore Longo, de Akuo Energy, empresa que diseña y construye proyectos renovables, piensa que República Dominicana está en una curva de aprendizaje en ese tipo de energía. “En dos años la inversión ha sido de casi US$700 millones en 10 proyectos que fortalecen la confianza, crean certidumbre y hacen que el sector sea interesante para los bancos. Hemos demostrado que podemos asumir los desafíos junto al Gobierno”, dijo.

El Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico, que coordina la operación de las instalaciones de las empresas de generación, transmisión y distribución de electricidad, está alineado con las renovables. Su gerente, Manuel López San Pablo, revela que en la actualidad tiene en desarrollo un proyecto de pronósticos, solicitado por el Ministerio de Energía y Minas para ese tipo de energía.

De igual manera, la Dirección de Meteorología coopera con la provisión de información para el estudio y la determinación de la viabilidad de los proyectos, tanto para el sector público (entes reguladores) como el privado (empresas e inversionistas).

En el entorno de la regulación hay conciencia en el sentido de que las normativas deben evolucionar, con el objetivo de no quedar rezagadas ante las nuevas tecnologías que traen consigo las renovables. “Hay que buscar la forma de que la tecnología no deje a la regulación muy detrás. Por ejemplo, la regulación no ha incorporado las baterías de almacenamiento. Se requiere flexibilidad en la regulación, pero esto hay que verlo tanto del lado de la oferta como de la demanda (la capacidad que tiene el usuario de incorporar tecnología para recibir esa energía nueva)”, dice Iván Guzmán, Gerente de Monitoreo del Mercado Eléctrico Mayorista de la Superintendencia de Electricidad.

Según Guzmán, es positivo que el país haya creado una cultura de almacenamiento de energía con los inversores (presentes en el 23% de los hogares dominicanos), que servirá de base al advenimiento de los sistemas baterías para reservas energía de fuentes renovables.

La banca está animada

El sistema financiero está viendo oportunidades de negocios en el desarrollo de las energías renovables. Representantes de dos importantes bancos comerciales formaron partes de los paneles en los que expusieron experiencias de financiamiento verde que han tenido.

Edward Baldera, vicepresidente de Área Institucional y Banca de Inversión del Banco Popular Dominicano, afirma que de los 440 MW de proyectos renovables que actualmente se están ejecutando en el país, el Grupo Popular está participando en siete, que suman en conjunto 335 MW. “En la República Dominicana estamos abiertos a todas las energías renovables.

Para que sean competitivos los proyectos se necesita la fortaleza de los contratos PPA (Power Purchase Agreement) que aseguren el repago. La fortaleza y el reconocimiento del desarrollador son también importantes”, sostiene Jaime Brugal, vicepresidente de Infraestructura y Minas del Banco BHD León, que financia el parque eólico Los Guzmancito, una concesión de 100 MW.

Valéry Vicini, representante del brazo financiero Proparco y quien habló también por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), muestra el interés del grupo financiador por las energías renovables en el país. Es financiador del parque eólico Pecasa de 50 MW de potencia. Cree necesaria la creación de un fondo del Estado, que puede tener participación privada, para mitigar los riesgos derivados del financiamiento de las renovables.

Entidades que apoyaron el foro

• Ministerio de Energía y Minas
• Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD)
• CDEEE Renovable
• Comisión Nacional de Energía
• Banco Popular Dominicano
• EGEHID
• ADEME
• MEDEF International
• Think SmartGrids

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *