Compartir

La Romana RD,>La fiscal de La Romana, Reina Yaniris Rodríguez, volvió hoy a torpedear el conocimiento de la medida de coerción a Juan Tomas  Richiez Ditren, por parte de la jueza de Atención Permanente de esa jurisdicción.

Rodríguez Cedeño interpuso un recurso de oposición  fuera de audiencia a la decisión de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de San Pedro de Macorís que declaró inadmisible la apelación al desglose dispuesto por la jueza

El abogado Salvador Catrain dijo que la barra de la defensa ha aplicado una política procesal  tendente a conocer la audiencia de medida de coerción contrario a lo que ha querido la fiscal que es la de no  conocerla.

“La defensa técnica quiere avocarse de manera inmediata, rápida, expedita  al conocimiento de la medida de coerción”.

Los jueces de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de San Pedro de Macorís José Manuel Glass Gutiérrez, Virginia  E. González Brea, Miguelina Mendoza Ramírez y Ramón Martínez, declararon inadmisible el recurso de apelación  que interpuso la fiscal Rodríguez a la decisión de la jueza Kenia Veras,  que dispuso el desglose del expediente.

El abogado dijo que la vez pasada, la jueza sobreseyó el conocimiento de la medida de coerción, a los fines de esperar una decisión de la Corte de Apelación , de un recurso retardatario, chicanero, oportunista, interpuesto por la fiscal de La Romana, y que  la corte  declaró inadmisible.

“Esta fiscal que le huye a la verdad, a la justicia, al proceso volvió a recurrir la decisión de la corte en oposición fuera de audiencia y  la magistrada en el día de hoy a quien de alguna manera logramos entender, aplica un criterio de prudencia  y quiere tener el camino completamente limpio para conocer esta medida de coerción ha vuelto a parar el conocimiento de la medida hasta que la corte decidida el recurso de oposición”.

Estamos frente a una fiscal de La Romana, Reina Yaniris Rodríguez, que es irrecusable, que procesalmente hablando es chicanera que incoa recurso que no tiene ningún sentido ni de fondo ni procesal, para detener el proceso y para mantener al imputado en prisión ya casi por un año    sometido a trato vejatorio, a encarcelamiento en solitaria de manera prolongada sin tener un comportamiento que así lo ameriten en los centros penitenciarios, trasladados de un centro a otro de manera de forma antojadiza.

Está inventando detener el curso del proceso para realizar allanamientos sobre todo en la casa de la madre de Richiez Ditren y si eso ocurre, será la gota que derrame el vaso en ese expediente para ir en su contra con todas las herramientas procesales que el derecho pone al alcance nacional e internacional para que sea sancionada y salte definitivamente del cargo porque le está haciendo daño al Ministerio Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *