Compartir

SANTO DOMINGO.- El director de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), Magín Díaz, dijo este lunes que en el sometimiento a la justicia las empresas Licores Royal y Bodegas de Iberia, por un presunto fraude fiscal, no se tomaron en cuenta aspectos relacionados a temas aduanales ni de salud.

Dijo que en la querella puesta a esas empresas licoreras no se incluyó si hubo o no fabricación adulterada, ya que eso le corresponde al Ministerio de Salud Pública, por lo que solo se limitaron a la supuesta evasión fiscal de esos establecimientos de bebidas alcohólicas.

Magín Díaz expresó además que en la actualidad el país cuenta con una evasión de impuestos sobre la renta de casi un 65 por ciento, por lo que trabajan para reducir esas cifras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *